Hacer un blog: ¿Por qué escribir el primer posteo apesta?

¿Cómo hacer un blog? ¿Cómo escribir el primer posteo? He estado intentando comenzar a escribir este posteo por dos horas sin éxito.

No porque haya tenido lo que se conoce como “bloqueo de escritor” sino porque aún no tengo mis oídos entrenados para silenciar todos los sonidos que me rodean y que se transforman en una gran distracción. Por lo que Miles Davis Fréderic Chopin me está dando una mano en este momento, con el volumen un poco fuerte para mi gusto pero al menos tapa las distracciones.

¿Por qué digo entonces que escribir el primer posteo del blog apesta?

Antes que nada, dejame hablarte a vos. Sí, a vos. ¿A quién? Supongo que sólo a mí, y tal vez a algunos de mis parientes y amigos más cercanos.

Y esta es la primera cosa que apesta: me he estado rompiendo la cabeza por más de dos horas para escribir algo que sólo será leído por diez personas. Y no sólo eso; escribiré este posteo tanto en español como en inglés. ¿Por qué? ¿Por qué querría traducir esto al inglés si sólo diez personas de habla hispana van a leerlo? Quién sabe.

Y debo encontrar una voz, un estilo, un contenido interesante… necesito encontrar algo que atraiga a los lectores (mis diez familiares y amigos), algo que aporte singularidad. Necesito pensar en SEO, en hacer algo compartible para las redes sociales.

Revisar errores de ortografía, ser conciso pero no tanto para no aburrir; y a la vez no tan conciso para no pecar de vacío. ¡Hay tantas cosas en las que hay que pensar a la hora de escribir!

Tanta gente en internet hablándome acerca de esos “cinco pasos para escribir un posteo maravilloso”, acerca de “los errores que no hay que cometer mientras escribimos”, y dándome “diez ideas fantásticas para posteos”.

¡No tengo ganas de tomar cinco pasos para escribir, no me importa cometer errores en el camino (no aprenderé nada si no me equivoco), no quiero ideas de otros! Quiero ser yo, simplemente yo. Quiero hablarte de la misma manera en que me hablaría a mí mismo.

Sí. Quiero ser yo hablándote a vos. Y escribir el primer posteo del blog, mirándolo de esa manera, no apesta en lo absoluto. Soy yo escribiendo acerca de lo que me apasiona.

Porque escribir un posteo en un blog, más bien escribir un blog en general, no debería significar más que ser uno mismo, escribiendo acerca de lo que sabés, acerca de lo que amás. No hay poción mágica para el éxito. O tal vez sí la hay.

Se llama “Pasión”. Si sos apasionado por algo, las cosas vendrán solas.

No hay cinco pasos mágicos, no hay errores que evitar. Sos sólo vos y tu sueño. Y ahora entiendo el motivo por el cual estoy escribiendo este posteo a pesar de que sólo vaya a ser leído por diez personas que quiero.

Entiendo por qué lo estoy escribiendo en dos idiomas. Porque lo estoy haciendo por mí, porque amo lo que estoy haciendo. Y si yo lo amo, vos lo vas a amar algún día. Y si no lo amás, por lo menos tuve la oportunidad de ser leído, y estoy agradecido por eso.

Sí. ¡Escribir el primer posteo del blog es maravilloso!

Me he estado rompiendo la cabeza por dos horas. Pero he estado trabajando en este proyecto por más de un año, y ahora es el momento de empezar a llevarlo a cabo. Así que no hay una “mejor manera de ganar dinero con un blog”. No hay una “mejor manera de ganar dinero” con lo que sea que te propongas.

De hecho, si empezás algo sólo por el dinero (en especial un blog de viajes), estás comenzando las cosas con el pie izquierdo.

Si querés comenzar a seguir tu sueño, ya sea escribir un blog de viajes, o ser bailarín/a de ballet, o un payaso callejero, sólo seguí estos cinco pasos (no estoy loco, tal vez sí hay cinco pasos a seguir):

  1. Investigá mucho: cuando pensás que sabés todo, te das cuenta de que no sabías nada.
  2. Buscá inspiración de personas que estén haciendo lo que querés hacer: ellos aman lo que amás; probablemente han estado en donde estás ahora. Por lo que lo más probable es que quieras escuchar su historia.
  3. Rompete el lomo trabajando: la pasión no trae nada consigo si no trabajás lo suficientemente fuerte para obtener lo que querés. Nadie tuvo éxito como cirujano sin extensas noches de insomnio. Lo mismo pasa con los bloggers de viajes (a pesar de que tenemos un poquito menos de responsabilidad que los cirujanos; pero la misma cantidad de pasión).
  4. Seguí tu corazón y no tu cerebro: tanta gente preguntándome: “¿Y cómo vas a ganar dinero haciendo un blog de viajes?”. No sé, todavía no lo sé. Tengo una idea pero no sé si va a funcionar. Lo que sí sé es que me lleva una enorme pasión, y las cosas saldrán seguro. Y no pienso en el corto plazo. Estoy pensando en el largo plazo. Y eso es lo que deberías hacer con todo lo que te apasione. Ser paciente. Pero trabajar por ello.
  5. Y lo más importante de todo: empezá ahora. Arrepentite de lo que hiciste, pero nunca de lo que no hiciste.

Te daré más consejos más adelante en el blog, seguramente. Pero este es mi primer posteo y quisiera ser consciente de dónde estoy parado. Acabo de empezar.

Si querés comenzar un blog de viajes estoy un poco más adelantado; pero creeme, no tanto.


TE GUSTÓ? COMPARTILO EN PINTEREST!

Join us now

Get our online magazine with 26 full color pages for free!

Written by Pie & Pata
Feliz es quien disfruta viajar en familia.