Islandia: Dos semanas en campervan – Parte 2

DÍA 5: VIK Y EL CAMINO HACIA SKAFTAFELL

Vik es un pueblo pequeño (291 habitantes) en el extremo más al sur de Islandia. Sin embargo, a pesar de sus pocos habitantes, es el lugar más poblado en 70 kilómetros a la redonda, lo que da a entender cuan inhabitado se encuentra la isla. Vik es reconocida por su llamativa playa de arena negra y las tres grandes formaciones rocosas que surgen del mar y que, según la leyenda, son tres trolls que tras intentar arrastrar una barca hacia el mar, quedaron expuestos a los rayos del sol y se convirtieron en piedra. Es una de las playas más peligrosas de Islandia, sino la más, por lo que hay que tener extremo cuidado incluso en la orilla, ya que el oleaje es impredecible y puede arrastrarte hacia adentro. En lo alto del pueblo, sobre una colina, se encuentra la iglesia de Vik, que se dice sería la única edificación sobreviviente en el caso en que el volcán Kotla, inactivo desde 1918, entrara en erupción y derritiera los hielos del glaciar Mýrdalsjökull, que se encuentra justo al norte de Vik, lo que provocaría una desastrosa inundación.

DÍA 6: SKAFTAFELL, GLACIARES, LA LAGUNA Y EL CAMINO HACIA HÖFN
HOSPEDAJE: HÓFN HOTEL
(http://www.hotelhofn.is)

Lo primero que se puede disfrutar es de una caminata por el Parque Skaftafell para llegar a la cascada Svartifoss, una de las más bellas de Islandia. Desde el centro de información hasta la cascada se pueden tardar unos 25 minutos, y las vistas en el camino son impresionantes. El comienzo es un camino bastante empinado por lo que hay que tener mucha paciencia para subir con niños, pero se puede, y vale la pena.

Luego se puede optar por un largo trekking por el parque o por una jornada maravillosa a través de la Islandia del hielo. Los glaciares aquí son impactantes y se pueden apreciar desde muy cerca, incluso caminando sobre ellos si se contrata una excursión. Desde el camino desde Skaftafell hacia Höfn vale la pena desviarse de la Ruta 1 y tomar un camino de ripio de 2 kilómetros a pesar de su pésimo estado, y de que se encuentra lleno de baches y piedras sueltas, para llegar a la lengua de uno de los glaciares más hermosos del parque: el Svinafelljokull.

Siguiendo el camino por la Ruta 1 se llega a uno de los sitios más tristemente hermosos del país: la Laguna Glaciar Jökulsárlón. “Tristemente” ya que los enormes icebergs y pequeños bloques de hielo que flotan en la laguna eran parte del Glaciar Breiðamerkurjökull, un ramal del Vatnajökull, que año tras año se achica cada vez más producto del calentamiento global. Más allá de esto, es imposible no quedar maravillado ante este paisaje. Hay varios parkings a lo largo de la laguna. Lo mejor es ir parando en cada uno ya que se obtienen perspectivas muy diferentes. Y hay que dedicarle un buen tiempo a este lugar para realmente apreciarlo y descubrir cada ángulo y poder divisar las focas y aves que allí habitan.

DÍA 7: EGILLSTADIR Y ALREDEDORES

El camino de Höfn hacia Egillstadir es uno de los más impactantes de Islandia, sobretodo si en lugar de seguir por la costa, se toma el atajo de la Ruta 939 que sube por un camino montañoso de ripio. Más impactante aún es cuando ese camino está invadido por una fuerte niebla y no se ve a más de dos metros de distancia. Pero es parte de la aventura islandesa. La otra opción entonces es seguir por la Ruta 1 en su recorrido por los fiordos del este, igual de impactantes.

Egilsstadir es una pequeña ciudad a la orilla del Lago Lagarfljót, el cual se dice está habitado por un monstruo marino, el Lagarfljótsormur. En los alrededores se encuentra el bosque más grande de Islandia que, comparado con otros bosques europeos, es muy pequeño; pero hay que tener en cuenta que en Islandia no hay practicamente árboles ya que el proceso de reforestación comenzó hace pocos años. Otro punto de interés en los alrededores del lago es la casa-museo de Gunnar Gunnarsson, el escritor más famoso de Islandia.

Egilsstadir es un buen punto intermedio para pasar del sur al norte del país.
DÍA 8: CAMINO HACIA EL LAGO MYVATN

La ruta entre Egilsstadir y el Lago Myvatn, uno de los lugares más hermosos del país, bien requiere un día completo, ya que el camino nos invita a detenernos muy seguido debido a sus innumerables bellezas que pasan: desde cascadas, puentes, ríos, lagos, montañas y otras maravillas naturales. Acá no hay más itinerario que el que uno desee armar. Pero estas son algunas de las cosas que se disfrutan en el camino, y por eso recomendamos dedicarle un día entero a esta hermosa ruta.

CONTINÚA CON LA TERCERA PARTE DE ESTE VIAJE HACIENDO CLICK AQUÍ

 

TE GUSTÓ? COMPARTILO EN PINTEREST!


Join us now

Get our online magazine with 26 full color pages for free!

Written by Pie & Pata
Feliz es quien disfruta viajar en familia.