Europa en Autocaravana en 90 días – Parte 4

europa-en-autocaravana

¿Otra vez aquí? ¡Qué bueno tenerte a bordo de nuestra casa con ruedas nuevamente! Si esta es tu primera parada te invito a que leas acerca de la primera parte de nuestra aventura en autocaravana por Europa en estos tres artículos para que te des una idea de dónde venimos:

Europa en Autocaravana en 90 días – Parte 1

Europa en Autocaravana en 90 días – Parte 2

Europa en Autocaravana en 90 días – Parte 3

Ahora que ya te hiciste una idea de nuestro itinerario desde España hasta donde estamos ahora, en Munich, subí a bordo que comenzamos esta cuarta parte de nuestro viaje en autocaravana por lo mejor de Europa. Ahora será el turno de tres maravillosos países cuyas culturas están muy ligadas a la parte oriental de Europa: República Checa, Eslovaquia, y Polonia. ¿Vamos?

República Checa en autocaravana – Primera Parte


europa-en-autocaravana

Calculamos nuestra salida en Alcalá de Henares, allí por el 23 de agosto, para llegar a República Checa apenas comenzado el otoño. El frío en esas latitudes y longitudes comienza un poco antes por lo que no tuvimos que esperar para disfrutar de los increíbles colores otoñales que rodean las rutas checas. Adentrarse con nuestra autocaravana en caminos rodeados de bosques naranjas, rojos, amarillos, verdes, era ya de por sí una hermosa travesía. Así que si me preguntás cuál es la mejor época para visitar República Checa te diría sin dudarlo que el otoño, hacia fines de septiembre y principios de octubre.

 

Etapa 1: Munich a Cesky Krumlov – 296 kilómetros

Desde que vimos en un programa de televisión la ciudad de Cesky Krumlov con sus tejados rojos, sus callejuelas serpenteantes, el meandro del río que la envolvía, y ese castillo en lo alto, pensamos que algún día la visitaríamos, que solamente teníamos que esperar el momento adecuado. ¿Y qué mejor que hacerlo en familia, con nuestra casa a cuestas? El momento era ahora.

europa-en-autocaravana

Como ya dijimos en nuestro artículo acerca de Los Lugares más románticos de Europa, esta maravillosa ciudad de la Bohemia Meridional, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1992 no cayó en manos de la espantosa arquitectura soviética, por lo que su casco histórico es uno de los mejores conservados de Europa y sin duda alguna uno de los más bellos. Con sus casas góticas y renacentistas, y la calle Kaplická como estandarte de una ciudad laberíntica; con sus calles empedradas que descienden hacia el río Moldava y ascienden hacia la cima del castillo que alberga uno de los teatros barrocos mejor conservados; con esas vistas que desde allí arriba nos regala esta ciudad, Cesky Krumlov es un imperdible en esta ruta en autocaravana por lo mejor de Europa.

europa-en-autocaravana

Todo el caso histórico es peatonal por lo que la autocaravana la dejamos a unos pocos kilómetros del centro en un sitio ideal desde donde salir con la bicicleta y disfrutar de un paseo muy agradable rodeado de bosques otoñales. Al ser una ciudad de subidas y bajadas algo intensas, dejamos nuestras bicicletas en la calle Latrán, justo a la entrada del castillo, y comenzamos allí nuestra visita a pie.

Etapa 2: Cesky Krumlov a Telč – 111 kilómetros

No queríamos hacer los 111 kilómetros de un tirón. Cuando uno viaja con un niño pequeño siempre hay que pensar en qué es lo mejor para él. Así que buscamos un punto intermedio en el recorrido para parar a almorzar. No nos costó mucho elegir tras ver las fotos de otros viajeros en la app Park4Night. A orillas de un lago, rodeados de un bosque y de un pequeño pueblo. Así fue como tuvimos nuestra primera comida del día.

europa-en-autocaravana

 

El parking en el mapa:

 

Era poco lo que conocíamos acerca de República Checa. Apenas habíamos escuchado hablar de Praga, por ser su capital y la ciudad más visitada, Cesky Krumlov, por el programa de televisión que te dijimos, Karlovy Vary, por su famoso festival de cine, y Pilsen… bueno, por la cerveza. Nunca habíamos escuchado hablar por ejemplo de la ciudad de Telč. Y como a nosotros nos gusta descubrir rincones menos conocidos, nos dirigimos a esta ciudad al sureste de la región de Moravia. Fundada en el Siglo XIV alcanza con pisar su plaza mayor para descubrir por qué fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1992. Allí, un grupo de edificios residenciales de estilo renacentista rodean el lugar, con sus colores pasteles y sus techos en pico.

europa-en-autocaravana europa-en-autocaravana

La autocaravana la dejamos en un parking a apenas 5 minutos a pie del centro, al lado de un hermoso parque. Por 6 euros se puede dejar 24 horas e incluso pernoctar allí mismo con mucho silencio y tranquilidad.

Aquí en el mapa:

 

Etapa 3: Telč a Parque Nacional Podyjí – 56 kilómetros

La República Checa no se caracteriza por tener una gran cantidad de Parques Nacionales. De hecho sólo el 1.5% de su superficie está cubierta de sitios declarados como tales. Pero no por contar con pocos quiere decir que no son hermosos. Nosotros nos decidimos por el más pequeño de los 4 Parques Nacionales checos: el Parque Nacional Podyjí, en la frontera con Austria, con el río Dyje como protagonista.

Con un área de 63 kilómetros cuadrados nos invita a recorrerlo en varios días, pero nosotros lo tomamos como un lindo punto intermedio en nuestro viaje de retorno a Austria y a su capital. La autocaravana la dejamos en la entrada a uno de los senderos que se adentran en el Parque:

 

 

El paseo transcurre en un bosque frondoso y húmedo, con el canal seco dibujado por el deshielo del río. Es un Parque muy rico en flora y fauna con más de 77 variedades de plantas y 152 tipos de aves. Fue un paseo muy agradable para hacer con nuestro hijo y seguir disfrutando del contacto con la naturaleza, alejados del ruido de las ciudades.

europa-en-autocaravana

 

Etapa 4: Parque Nacional Podyjí a Viena – 87 kilómetros

Antes de ingresar a nuestro segundo país en esta cuarta parte del viaje en autocaravana por Europa, regresamos por un par de días a Austria para no perdernos su maravillosa capital. Viena, a orillas del Danubio, es una de esas ciudades europeas que te invita a viajar a otros tiempos, a tiempos de emperadores y reyes, de opulencia arquitectónica. Todo en Viena parece perfecto. Por algo es hace ocho años la ciudad número uno en calidad de vida de acuerdo al estudio mundial de calidad de vida llevado a cabo por Mercer.

europa-en-autocaravana

Durante el siglo XIX fue una de las grandes capitales musicales del mundo y a principios del siglo XX meca de la filosofía y el debate político de Occidente, así como uno de los principales centros culturales mundiales. Sus palacios y jardines, sus teatros, óperas, y grandes plazas, sus elegantes calles y sus mundialmente afamados cafés, hacen de Viena una ciudad imperdible para disfrutar a pie, o en bicicleta como lo hicimos nosotros. Viena es una meca para los amantes de la arquitectura ya que allí encontrarán tres períodos claves del desarrollo político y cultural de Europa: la Edad Media, el período barroco y el Gründerzeit.

europa-en-autocaravana

La autocaravana intentamos dejarla lo más próxima a la ciudad pero a la vez en un sitio en donde poder pernoctar en tranquilidad. Lo encontramos aquí, al lado de un parque ecuestre a una distancia más que perfecta para cubrir en bicicleta:

Eslovaquia en autocaravana


europa-en-autocaravana

Etapa 5: Viena a Bratislava – 80 kilómetros

Un viaje a Viena sin una visita a la capital eslovaca sería una gran lástima. No sólo por la corta distancia que las separa que permite transformar el viaje en una escapada de una jornada, sino porque Bratislava es, a nuestro parecer, una de las grandes pequeñas joyas europeas aún por descubrir.

europa-en-autocaravana

La Ciudad Vieja alberga la mayor cantidad de edificios históricos de Bratislava, entre los cuales destaca el Antiguo Ayuntamiento, y actual sede del Museo de la ciudad, un hermoso edificio del Siglo XIV, y el Palacio Grassalkovich del siglo XVIII, un bello ejemplo de la arquitectura barroca de la ciudad. Iglesias de estilo gótico como la Catedral de San Martín, o la Iglesia Azul construida en la época en la cual el Art Nouveau comenzaba a aflorar en Europa, transforman a Bratislava en un hermoso desfile de estilos coronados por el Castillo desde donde se puede apreciar el mejor atardecer de la ciudad.

europa-en-autocaravana

Bratislava fue sin dudas una de las ciudades que más nos sorprendieron de todo nuestro viaje. Pequeña, pero a la vez majestuosa, con hermosas plazas y edificaciones. Una de las capitales europeas más pasadas por alto, y sin embargo una de las que más recomendamos descubrir.

europa-en-autocaravana

La autocaravana la dejamos en un enorme parking gratuito justo a orillas del Danubio, a apenas 10 minutos a pie del centro de la ciudad atravesando un puente. Se puede pernoctar tranquilamente. De noche la vista hacia el castillo iluminado es inmejorable. Nosotros decidimos seguir rumbo pero te dejamos la ubicación del parking en el mapa:

Etapa 6: Bratislava a Štrbské Pleso – 330 kilómetros

Nuestra siguiente parada en Eslovaquia fue en unas de las regiones más hermosas del país: el Parque Nacional Tatra, junto a la cadena montañosa de los Altos Tatra que separan Eslovaquia de nuestro destino final en el viaje de ida: Polonia. Es uno de los 9 Parques Nacionales de Eslovaquia y el más antiguo, ya que data de 1949.

Nos decidimos por uno de los rincones más visitados por los mismos eslovacos tanto en invierno debido a que es un importante centro de esquí, como en verano porque presenta infinidad de caminos de montaña para recorrer. Štrbské Pleso es un lago de origen glaciar que se encuentra a 1346 metros de altura y está rodeado de una belleza natural impactante. Con un día despejado como el que nos tocó se pueden apreciar los picos más altos del Parque que llega a su techo máximo con el  Gerlachovský štít y sus 2655 metros de altura.

europa-en-autocaravana

En el pueblo que rodea al lago hay un teleférico que te lleva arriba de las primeras montañas y desde ahí parten varios senderos. Pero nosotros nos decidimos por la hermosa vuelta al lago, disfrutando de una muy linda caminata en plena naturaleza y con poca gente para lo que los lagos europeos nos tenían acostumbrados.

europa-en-autocaravana

La autocaravana la dejamos a unos diez minutos del lago, en un gran aparcamiento bastante poblado durante el día. La noche es tranquila pero hay que asegurarse de dejar la autocaravana en la parte superior del parking para evitar ser despertados a la mañana por las personas que controlan el lugar y cobran los precios que se les da la gana.

Aquí en el mapa:

 

Polonia en autocaravana


europa-en-autocaravana

Si no fuera por la gran cadena montañosa que separa a Eslovaquia de Polonia, llegar desde el lago hasta la maravillosa ciudad polaca de Cracovia significaría casi un recorrido en línea recta. Pero no hay mal que por bien no venga. Ese recorrido entre caminos de montaña, valles, bosques repletos de paletas otoñales, valió la pena. Además significaba mucho para nosotros. Era llegar a nuestra meta, era lograr nuestro objetivo, era sentir que había valido la pena salir de nuestra zona de confort y perseguir nuestros sueños. Al fin y al cabo, Polonia se había transformado sin quererlo en la materialización de una idea y en la gran protagonista de nuestra aventura. Tal vez para mí, quien te escribe, el viaje era un enorme recorrido de mi historia: una rama de mi familia vino a la Argentina desde España, nuestro punto de partida, y la otra rama de mi familia vino desde Polonia, nuestro punto de llegada. Nunca me lo había planteado así, de hecho lo estoy pensando ahora mientras te escribo. Lo que es el inconsciente, ¿verdad?

 

Etapa 7: Štrbské Pleso a Cracovia – 161 kilómetros

Algunos nos dirán que en nuestra visita a Cracovia nos faltaron dos cosas fundamentales: las minas de sal de Wieliczka, y los campos de concentración de Auschwitz. Las minas estuvieron dentro de nuestros planes hasta el final cuando decidimos que priorizábamos disfrutar de la compañía de Tita, nuestra perra, a que dejarla por unas horas encerrada en la autocaravana. En cuanto a los campos de concentración tuve la oportunidad de visitarlos en el año 2005 y la sensación de dolor la siento aún muy fuerte en el pecho. Es un lugar al que decidí en ese año nunca más volver. Vivirlo una vez fue suficiente. Recuerdo que esa tarde soleada de verano tuve que sentarme en un escalón y llorar. Y me prometí nunca más volver. No es necesario que explique el motivo. Lo único que voy a decirles es que en este viaje quería celebrar la vida, quería ver crecer a mi hijo. Es por ese motivo y por mi promesa del año 2005 que decidí no regresar allí.

Cracovia sufrió mucho las guerras a nivel social. Fue allí en donde se crearon los más grandes guetos para la comunidad judía. Pero a nivel arquitectónico, Cracovia tuvo la “suerte” -y lo digo irónicamente entre comillas porque nunca podría considerar “suerte” lo que voy a decir, sino más bien desgracia- en convertirse en una importante capital nazi. Debido a eso su infraestructura se mantuvo casi intacta. De ahí la suerte. El resto no fue más que una gigantesca desgracia y un inmenso dolor. Hoy en día es, a mi parecer, una de las ciudades más bellas de Europa. Y no estoy hablando de Europa del este. Estoy hablando de todo Europa.

europa-en-autocaravana

La arquitectura renacentista, barroca, y gótica del centro histórico de Cracovia la han hecho merecedora de pertenecer a los Patrimonios Mundiales protegidos por la UNESCO en 1978. El Castillo de Wawel del Siglo XIV y su Catedral, en lo alto de la colina, constituyen el lugar histórico y cultural más importante de Polonia. Sirvió como residencia de los reyes de Polonia durante años y fue así símbolo del estado polaco. Hoy en día alberga uno de los mejores museos de arte del país. La única contra para nosotros es que no se puede ingresar con perros, por lo que tuvimos que turnarnos para recorrerlo.

Y sin dudas la Lonja de los Paños y la Torre del Ayuntamiento en la Plaza del Mercado de Cracovia son los sitios más fotografiados de la ciudad, y los más bellos. Allí se desarrolla el mercado de la ciudad, en un sitio que alcanzó su época dorada en el siglo XV como un importante centro de comercio internacional.

La autocaravana la dejamos en un parking pago a muy poca distancia a pie del centro histórico. La gran ventaja, además de que era un parking privado y custodiado, es que allí mismo se podía pernoctar, y las 24 horas con la noche incluida costaron 50 zlotyz (12 euros). Aquí en el mapa:

 

Etapa 8: Cracovia a Breslavia (Wroclaw) – 273 kilómetros

Qué decir de la maravillosa ciudad de Breslavia que nuestro hijo no haya dicho en su cuento “De colores y duendes“. Me voy a quedar con una frase: “Había una época muy triste en donde la gente en lugar de caminar mirando hacia el piso buscando duendes, miraba hacia el cielo y corría”. Ver la extremadamente colorida plaza central con esas típicas construcciones triangulares e imaginarla totalmente destruida, llena de fuego y humo comiéndose la historia, parece una dura pesadilla. Era el comienzo del año 1945 cuando la ciudad polaca, en manos del ejército nazi, sufrió el peor asedio hasta la fecha a manos de los soviéticos. Y ese asedio se llevó puesta a la ciudad y la destruyó.

europa-en-autocaravanaeuropa-en-autocaravana europa-en-autocaravana europa-en-autocaravana europa-en-autocaravana europa-en-autocaravana

Hoy en día sólo quedan fotos como recordatorio de lo que nunca debería volver a pasar. El resto, tras años y años de trabajo de reconstrucción, es una oda a la alegría, a los colores, a las flores, y al buen gusto. Si a eso le sumamos los más de 350 duendes que se presentan a lo largo y ancho de la ciudad como un juego de búsqueda del tesoro para el turista -aunque su origen tiene que ver con algo más político que turístico ya que se originó como movimiento revolucionario contra el sistema socialista-, y su paseo fluvial a  lo largo de un hermoso parque verde, hacen de Breslavia un imprescindible en un recorrido por Polonia.

europa-en-autocaravana

Ah, y si le sumamos la isla de la Catedral (la  ‘Ostrów Tumki’), también conocida como “El Pequeño Vaticano” debido a que hoy en día es lugar de residencia de muchos cléricos y monjas, podemos decir que Breslavia es la ciudad más hermosa de Polonia (y la menos visitada de las tres grandes urbes junto a Varsovia y Cracovia).

europa-en-autocaravana europa-en-autocaravana

La autocaravana la dejamos en un parking gratuito los fines de semana (llegamos allí un viernes por la noche por lo que disfrutamos de dos noches a distancia a pie del centro pero lo suficientemente alejado como para dormir tranquilos) al lado de un gran parque. Aquí la dirección en el mapa:

 

Así fue entonces como llegamos al final de nuestro viaje de ida. Pero nuestra aventura no terminaba acá, sino que recién estábamos por la mitad. Ahora faltaba la vuelta y para eso debíamos pasar por República Checa, Alemania, Holanda, Bélgica, Francia, y nuevamente España. Así que te invitamos a suscribirte a nuestro blog dejándonos tu correo electrónico aquí debajo así te avisamos cuando esta aventura continúe.

Además no te olvides de que si te suscribís te enviaremos GRATIS nuestra revista de Islandia con toda la información para visitar el país en autocaravana, y nuestras mejores fotografías de ese viaje de dos semanas.

Quiero la revista de Islandia GRATIS
Respetamos tu privacidad.

 


TE GUSTÓ? COMPARTILO EN PINTEREST!

europa-en-autocaravana

Join us now

Get our online magazine with 26 full color pages for free!

Written by Pie & Pata
Feliz es quien disfruta viajar en familia.