Ruta de las Cascadas de Lamiña en Cantabria

Ruta de las Cascadas de Lamiña

Hoy desde el blog de viajes Aprendizaje Viajero tenemos la suerte de participar, con una ruta senderista, en el blog de nuestros amigos de Pie y Pata. Quiero compartir con vosotros una de las rutas senderistas más chulas que se pueden hacer en Cantabria, la de las Cascadas de Lamiña. Es una ruta de dificultad baja perfecta para hacer en familia; además, no te llevará más de medio día.

En Cantabria tenemos la suerte de contar con un sinfín de rutas senderistas, cada una de ellas adaptada a diferentes perfiles y exigencias. Esta vez me quiero centrar en una ruta circular adecuada para personas con poco nivel e incluso niños.
Si queréis conocer Cantabria de una manera diferente, no os perdáis esta ruta por las Cascadas de Lamiña.

¿Dónde están las cascadas de Lamiña?

Esta ruta toma el nombre de uno de los pueblos desde donde se puede empezar a caminar, Lamiña. Aunque es verdad que si queréis hacer una ruta un poco más larga, podéis empezar el recorrido partiendo del pueblo de Barcenillas.

La mejor manera de llegar hasta estos pueblos es el coche, ya que se encuentran a 45 minutos de Santander y las conexiones en transporte públicos son casi inexistentes.

Si venís desde Santander, tendréis que tomar la A-67 hasta la salida E-70/A-8 en dirección Cabezón de la Sal/Oviedo. Después de aquí, solo os faltará tomar la salida 244 y poner dirección hacia la N-634 y la carretera CA-815 en dirección Lamiña.

Ruta por las Cascadas de Lamiña

Ruta de las Cascadas de Lamiña

El primer pueblo con el que te encontrarás por la carretera será Barcenillas, ya sabes que desde aquí también puedes empezar tu ruta. Aunque la mayor parte de la gente que conozco, y yo misma, empieza la ruta en Lamiña, hacerlo desde Barcenillas no os supondrá ningún problema, ya que el inicio está bien señalizado.

Si vais a empezar en Lamiña, lo que sí que os recomiendo es madrugar, ya que el aparcamiento es limitado.

Una vez iniciado el camino, nos encontraremos a las afueras del pueblo con la ermita de San Fructuoso, localizada en medio de una pradera. Se trata de un templo barroco construido sobre los restos de una anterior iglesia medieval.

Esta primera parte del recorrido, hasta llegar a un paso canadiense, discurre por una pista bien pavimentada y sin ningún tipo de problema técnico. Justo al cruzar este paso, el camino de pista se convierte en un sendero de bosque, eso sí, que tampoco entraña ninguna dificultad.

Es también en este momento en el que nos encontraremos con una señalización que nos indica que estamos en las Cascadas de Úrsula, como realmente se llaman.

Ruta de las Cascadas de Lamiña

En este punto, lo mejor es tomar el camino de la derecha para llegar hasta el río y un poco más allá darnos de bruces con las cascadas.

Las cascadas de Lamiña son un conjunto de 3 pequeños saltos de agua que al caer forman unas pozas naturales perfectas para darse un chapuzón si el tiempo acompaña.

Ruta de las Cascadas de Lamiña

Una vez refrescados de la caminata, lo que yo aconsejo es llegar hasta la última cascada y tomar un camino que asciende hacia una pista que nos volverá a llevar hasta el paso canadiense. Si no te atreves con la pequeña ascensión, siempre puedes regresar por el mismo camino.

Con esto acabaría esta pequeña ruta por Cantabria que como ves, y ya te he dicho en varias ocasiones, es perfecta para todo tipo de escapadas: con amigos, en familia, con las mascotas…

Características de la Ruta de las Cascadas de Lamiña

Ruta de las Cascadas de Lamiña

Aunque te he dicho que es perfecta para hacer con niños, lo que no te recomiendo es hacerla con sillita de bebé, ya que la parte del sendero puede ser bastante engorrosa.

● Tipo de ruta – Circular
● Distancia recorrida – unos 7 km ida y vuelta
● Tiempo empleado – alrededor de 3 horas
● Dificultad técnica – Fácil
● Tipo de camino – pistas y senderos fáciles
● Temporada – Se puede realizar durante todo el año, aunque elegiría un día despejado de invierno o primavera para ver la cascada con más agua.

Aunque verás que el camino que hay que seguir no tiene pérdida, toda la ruta está balizada, lo que mejora todavía más la experiencia.

Qué ver después de la ruta de las Cascadas de Lamiña

Esta ruta de senderismo y naturaleza se encuentra en las inmediaciones del Parque Natural Saja-Besaya, por lo que bien la puedes completar con alguna otra ruta por él o con la visita al pueblo de Bárcena Mayor, el más antiguo de Cantabria.
Otra posibilidad es retroceder y visitar el pueblo de Cabezón de la Sal y su Bosque de Secuoyas. Sea como sea, seguro que sí te da tiempo a probar la gastronomía típica de Cantabria en alguno de los cientos de restaurantes de la región.
______________________________________________________
¿Qué te ha parecido esta ruta por las Cascadas de Lamiña en Cantabria?

Este es solo uno de los cientos de parajes que te puedes encontrar en la tierruca, así que no dudes en venir. ¡No te arrepentirás!
¿Has hecho alguna otra ruta por Cantabria?

Join us now

Get our online magazine with 26 full color pages for free!