Capilla del Monte: Cerro Uritorco y mucho más

Capilla-del-Monte

Este artículo significa algo muy especial para mí. Es el primer artículo que escribo acerca de mi país, acerca de la Argentina, uno de los países más hermosos del mundo a nivel paisajístico (y ni hablar a nivel humano). La primera provincia que decidimos recorrer con nuestro blog fue la maravillosa provincia de Córdoba y la región de Capilla del Monte, uno de esos lugares que el turista extranjero escucha pero pocos van, dándole prioridad a la Patagonia, o a Mendoza, o a las Cataratas.

Pero Córdoba con sus sierras verdes, sus potentes ríos, sus tranquilos pueblos, y la hermosa desfachatez de su gente, es sin dudas un imperdible en un itinerario por Argentina. Así que comencemos por Capilla del Monte, un lugar a los pies del famoso Cerro Uritorco, ese centro energético mundial en donde los estudiosos de la vida alienígena aseguran que allí debajo yace una enorme ciudad extraterrestre.

Pero Capilla del Monte no es sólo el Cerro Uritorco, y en este artículo pretendo mostrarte algunos de los lugares más lindos para recorrer. Siempre quedarán más por descubrir, pero como siempre digo no hay nada mejor que viajar sin prisa y disfrutar lentamente de cada lugar.

Ahora sí pasemos a lo que viniste a buscar: qué hacer en Capilla del Monte.

 

CAPILLA DEL MONTE:

LOS TERRONES, UNA SUBIDA APTA PARA NIÑOS CON PADRES LOCOS

capilla del monte

Sí, somos padres y a veces estamos medio locos. Pero por suerte ya que gracias a eso nuestro hijo descubre rincones que muchos niños no descubren porque sus padres no se animan. Sólo es cuestión de conocer las limitaciones de tus hijos, y sobretodo las limitaciones de tu espalda y brazos para poder cargarlo cuando es necesario (y te olvidás la mochila porteadora en tu viaje por Europa).

Los Terrones es un parque autóctono  cultural y recreativo según dice en su web. Se encuentra en lo que se conoce como la Quebrada de la Luna, en Capilla del Monte, a apenas 20 minutos en coche del Hotel Spa Terrazas del Uritorco.

Es un parque que es propiedas privada de la familia Verón -aunque originariamente esas tierras pertenecían a nuestras culturas aborígenes que fueron injustamente y dolorosamente eliminadas de nuestro territorio tras la invasión hispana. Esas tierras pasaron de mano en mano, por herencia forzada, y hoy están en manos privadas.

Por suerte en este parque fueron descubiertas unas plantas endémicas que sólo existen allí por lo que el lugar pasó a estar protegido y sus dueños perdieron el derecho de hacer del sitio lo que quisieran.

Tratemos de dejar de lado esta cuestión de privacidad -aunque sé que a veces se hace difícil- y pasemos a disfrutar de la naturaleza y de un paseo que es una maravilla.

En primer lugar tenemos que saber que la entrada al lugar tiene un costo de 150 pesos argentinos, que al día de hoy, cuando escribo el artículo, equivaldrían a 7 dólares (en un mes, con la inflación que apabulla al país, tal vez estemos hablando de mucho menos), un monto realmente bajo para lo que el parque ofrece.

Al ser un sitio con varios senderos en donde uno fácilmente puede perderse, el paseo debe hacerse con un guía. El guía no cobra un sueldo y tampoco se le debe pagar. Al finalizar la excursión uno puede darle lo que desee a voluntad.

Pero les aseguro que tras el recorrido en donde el guía no sólo te lleva sino que te va contando acerca de la flora y la fauna, las formaciones rocosas y la historia del lugar, uno quiere dejarle más que lo que le pagó al propietario del parque.

El recorrido por el Parque de Los Terrones transcurre a lo largo de aproximadamente dos horas entre ida y vuelta, con un ascenso total de 400 metros (de los 1400 metros pasamos a los 1800).

Estamos ante dos horas de puro contacto con la naturaleza. No hay nada más. La naturaleza y uno. Subidas, bajadas, cascadas, ríos secos, formaciones rocosas con extrañas figuras, cuevas, buitres y halcones, vistas que nos dejan sin aliento -y algunas subiditas que también nos dejan sin aliento, literalmente-.

Pero a veces las palabras no son suficientes así que prefiero dejarte un pequeño video de la página oficial del Parque y unas fotos que tomamos durante nuestro recorrido.

capilla del monte capilla del monte capilla del monte capilla del monte capilla del monte capilla del monte

¿Por qué elegimos ese título para esta sección? Porque el recorrido es de dificultad media. No es complicado para personas con buen estado físico, de hecho si estás acostumbrado a caminar y a entrenar, es bastante simple. Pero hacerlo con un niño de dos años y medio es algo más complicado.

De todos modos estamos felices de haberlo hecho porque nuestro hijo lo disfrutó enormemente, y además tuvo la suerte de ir a upa gran parte del camino. La caminata es lenta, tranquila, a un ritmo pausado, por lo que se puede. Hay que tomar las precauciones necesarias, hay que ir con un calzado adecuado y con una buena cantidad de agua.

Pero somos de los que piensan que tener un hijo no implica dejar de hacer cosas sino más bien adaptarse. Nosotros conocemos a nuestro hijo y sabemos que ama caminar. También conocemos sus necesidades y sabemos cuándo está cansado. Así que elegimos hacer el paseo, priorizar el descubrir y hacerlo descubrir por sobre el bienestar de nuestros brazos.

Pero hay tanta energía en el lugar que al terminar la caminata no nos dolía nada, y nuestro hijo estaba con una sonrisa de oreja a oreja.

Aclaración: al ser un lugar protegido no se puede ir con mascotas, así que Tita tuvo que quedarse en el hotel en esta oportunidad.

 

CAPILLA DEL MONTE:

LOS MOGOTES Y EL PASO DEL INDIO, UN ENORME LUGAR EN UN PEQUEÑO RECORRIDO

capilla del monte

Nomás entrar al balneario de Los Mogotes -y tras pagar apenas 25 pesos por persona (un poco más de un dólar)- nos encontramos ante un hermoso paisaje con el río Dolores atravesando un valle rodeado de grandes acantilados de piedra gris con techos verdes.

A orillas del río varias mesas y parrillas te invitan a relajarte con el sonido del agua y disfrutar de una comida. Pero nosotros no fuimos ahí para comer sino para llegar hasta el famoso Paso del Indio.

Una vez más te digo: ir con tu niño queda en tus manos. Es un paseo fácil pero a través de rocas de gran tamaño y bordeando el río. Te repito, hay que conocer tus limitaciones y las de tu hijo, y siempre priorizar la seguridad por sobre el descubrimiento.

Una vez estés 100% tranquilo con la seguridad, entonces adelante. Los niños son personitas curiosas y aventureras, y si uno los cuida con responsabilidad, no hay límites para la imaginación. Ah, y es un paseo que se puede hacer con perros (también cuidándolos en el camino).

El río Dolores serpentea bajo puentes colgantes y cuevas, y allí en lo alto, en donde sobrevuelan los halcones, los acantilados rocosos nos protegen del sol y nos guían por un camino de apenas 400 metros, casi sin ascenso, sobre rocas y piedras.

El murmullo del río, el paseo del viento entre los recovecos de las rocas, y la mirada que no sabe si disfrutar del paisaje o mirar bien en donde se colocan los pies. Algunos sectores resbalan así que siempre es mejor tener las manos libres y si se va con niños, llevarlos de la mano, lentamente.

Nadie nos apura.

El día está dedicado a estos 400 metros de recorrido. Es un recorrido que se puede hacer en 20 minutos. Pero dedicarle el día implica disfrutar, implica ir con cuidado y con responsabilidad, implica sentarse a escuchar el agua y estar en real contacto con la naturaleza.

Te dejo algunas fotos del camino, justo antes de llegar al Paso del Indio.

capilla del monte capilla del monte capilla del monte capilla del monte capilla del monte capilla del monte capilla del monte capilla del monte

Ahora sí parece que hemos llegado al final. Pero ese pequeño pasillo entre dos inmensas rocas es un imán para curiosos. ¿Qué habrá más allá? Ese es el famoso Paso del Indio, un pasillo natural que no debe tener ni 50 centímetros de ancho, y por donde uno debe pasar sí o sí de costado ya que caminando de frente no se entra.

Pero el suelo no es de tierra. El suelo es de rocas y piedras así que la espalda sirve como gran aliada para avanzar. Serán apenas 10 metros de avanzada y uno pensará que se quedó atrapado entre dos rocas.

Pero será cuestión de estirar los brazos, apoyar las manos en las rocas de arriba, y dar un pequeño salto ayudándose con la fuerza -la de los brazos, no la de los jedis- para “aflorar” a un lugar que nos dejará con la boca abierta.

Allí desde lo alto todo el recorrido que hemos hecho se abre ante nuestros ojos en una vista de 360 grados con el Cerro Pajarillo como gran protagonista.

capilla del monte capilla del monte

Según cuenta la leyenda, los españoles acorralaron a los indios Comechingones en este lugar y los indios lograron escapar a través de este estrecho pasillo, pero los españoles quedaron atrapados ya que sus armaduras no pasaban por el pasillo.

De allí el nombre “El Paso del Indio”.

A partir de ahí sólo nos queda volver a bajar y deshacer nuestro camino. Este último trayecto, el del Paseo del Indio, no puede hacerse con niños pequeños porque sería imposible que suban, así que papás, a turnarse para quedarse abajo mientras el otro sube.

Te dejo un video del lugar:

 

CAPILLA DEL MONTE:

EL CERRO URITORCO: UNA MAÑANA DE ASCENSO

capilla del monte

Subir hasta la cima del Cerro Uritorco fue algo que estaba en duda en mis planes ya que debía hacerlo solo. No es un ascenso apto para niños menores de 8 años ni para perros de patas cortas como Tita. No pasaba por miedo a hacerlo solo, para nada.

Simplemente priorizo las actividades en familia. Pero estaba allí, y no ascender a uno de los sitios naturales más importantes del mundo era una lástima. Así que 6.45 de la mañana sonó la alarma y tras un desayuno liviano recorrí los 1000 metros que separaban la base del cerro del hotel.

Se puede ir en coche y dejarlo en el estacionamiento pagando los 130 pesos (6 dólares) o se puede acceder a pie. Una vez allí hay que abonar los 300 pesos (15 dólares) que nos dan acceso a la gran caminata hacia la cumbre. Suena caro pero debo decirte que vale la pena cada centavo pagado.

Ahora bien, vamos a hablar acerca de la caminata. Primero te cuento que es obligatorio ir con calzado adecuado -no pretendas que te autoricen a entrar si vas en sandalias o zapatos de cuero-. Zapatillas de trekking, dos litros de agua, e idealmente bloqueador solar, repelente de mosquitos, y abrigo rompevientos para poder disfrutar de la cima sin pasar frío -estoy hablando del verano.

En invierno es necesario ir abrigado todo el camino-. En la recepción en donde uno puede comprar bebidas y algo para comer, hay un cartel que indica que la subida toma unas cuatro horas y la bajada otras tres.

No te asustes.

Esto va a depender mucho de tu estado físico. El recorrido entero entre subida, descanso en la cima, y bajada, me llevó unas cuatro horas totales.

Durante el ascenso hay varios descansos en los cuales parar a hidratarse y a descansar las piernas:

  • Primer descanso: Mirador del Caminante (1237 msnm)
  • Segundo descanso: Posta del Silencio (1316 msnm)
  • Tercer descanso: Hondonada del Buey (1417 msnm)
  • Cuarto descanso: Quebrada del Viento (1550 msnm)
  • Quinto descanso: Valle de los Espíritus (1670 msnm) Aquí es donde se encuentra el refugio de montaña con cocina y camas en donde se puede pernoctar (previo aviso a las autoridades del Parque).
  • Sexto descanso: Pampilla (1800 msnm)
  • Cima del Cerro Uritorco (1979 msnm)

Es una caminata que la puede hacer cualquier persona, pero hay que tener en cuenta que es algo exigente sobretodo en algunos tramos, y si no tenés un buen estado físico vas a sufrir un poco.

Te recomiendo que antes de ir te tomes unos días previos para caminar y entrenar para disfrutar del ascenso y no estar pensando constantemente en cuánto falta. Tenés que pensar que vas a ascender a 1970 metros de altura y vas a hacer un recorrido de casi 6 kilómetros de ida y 6 de vuelta. Pero  te animo a que te lo hagas.

Es una experiencia maravillosa.

Te dejo acá algunas fotos para que descubras un poco de este ascenso que transcurre rodeado de cerros, entre caminos de piedra, el río Calabalumba, cascadas y ollas, y el silencio más abrumador que podamos llegar a oír. Sólo se escuchan tus pasos, y la naturaleza que te rodea.

capilla del monte capilla del monte

Llegar a la cima de este cerro cuyo nombre en qichua significa Cerro Macho es una sensación maravillosa de haber logrado un objetivo tras una exigente caminata.

Sentarse allí en lo alto disfrutando de una vista de pájaro de 360 grados con los lagos de un lado, y las sierras del otro, es un momento muy intenso, y más si estás allí, en soledad, sabiendo que ese cerro es conocido por su enorme energía, por ser lugar de muchos avistamientos de OVNIS, por ser un sitio de gran importancia religiosa y energética para los indios comechingones.

En fin, no es sólo subir a un cerro sino que es estar rodeado de una fuerte mística que aunque no creas en ella, no deja de estar presente en el aire.

capilla del monte capilla del monte capilla del monte

 

Capilla del Monte: dónde está, cómo llegar y dónde dormir

A Capilla del Monte se puede llegar en micro desde la terminal de Córdoba capital. El tren no es una opción ya que la estación en Capilla aún no está habilitada. Lo ideal es contar con vehículo propio ya que no sólo podrás llegar de manera más fácil sino que tendrás total libertad a la hora de recorrer la región.

Capilla del Monte se encuentra a 100 kilómetros de la ciudad de Córdoba por la Ruta Nacional 38 (por el tipo de trayecto esto equivale a un poco más de una hora y media de distancia, casi dos), y a 800 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires por la Ruta Nacional 9.

Lo ideal es volar hasta la ciudad de Córdoba y alquilar allí un auto (a menos que seas de Argentina y cuentes con vehículo propio).

Una vez allí las opciones de hospedaje son muy diversas: desde campings muy agrestes, glampings con “más onda”, cabañas, y hoteles. Nosotros tuvimos la suerte de ser invitados por el Hotel Spa Terrazas del Uritorco a disfrutar de unas jornadas en su hermoso lugar a apenas 1 kilómetro de la base del Uritorco.

Es un hotel con hermosas suites y cabañas con vistas envidiables a los cerros y una locación ideal para recorrer la región ya que se encuentra muy cerca de todas las grandes atracciones naturales de la zona. Además cuenta con servicio de restaurante y de spa.

Acá te dejo unas fotos para que lo veas. No nos pagaron por hospedarnos por lo tanto lo que cuento es 100% real y no auspiciado. Su web haciendo click AQUÍ.

capilla del monte capilla del monte capilla del monte capilla del monte capilla del monte

 

Fueron cuatro días totales los que tuvimos en Capilla del Monte. Podríamos haber descubierto más cosas, hecho más caminatas, viajado hasta Ongamira que es otro lugar mágico para visitar. Pero decidimos viajar despacio, dejarnos con ganas de regresar.

Cuando uno viaja con niños tiene que adaptar los tiempos a las necesidades de ellos. Y esas necesidades implican ir tranquilos, respetando sus descansos, sus siestas, sus comidas, sus tiempos de ocio.

Así que esto fue lo que descubrimos en Capilla del Monte. Pero tres lugares nos bastaron para enamorarnos de la región y sentir las ganas de recomendártela. Si viajás a Argentina no dejes de visitar Córdoba y el departamento de Punilla donde se encuentra Capilla del Monte.

Muy pronto te seguiremos contando acerca de las maravillas de esta provincia y de nuestro amado país. Ojalá te animes a visitarlo.

Y no te olvides de suscribirte a nuestro blog para recibir todas las novedades haciendo click ACÁ.

 


TE GUSTÓ? COMPARTILO EN PINTEREST!

capilla del monte

Join us now

Get our online magazine with 26 full color pages for free!

Written by Pie & Pata
Feliz es quien disfruta viajar en familia.